El Ransomware que atacó a Telefonica se está propagando

El Ransomware que atacó a Telefonica se está propagando

El ciberataque que parecía haber afectado solo a Telefónica es en realidad un ciberataque a nivel mundial que se aprovecha de WanaCrypt0r, el ransomware que es una nueva versión del conocido WCry/WannaCrt y que está secuestrando equipos de intranets empresariales a un ritmo asombroso.

Los datos que se están publicando en medios y redes sociales permiten verificar que este ciberataque está propagándose por varios países de todo el mundo, y que está mucho más presente en Rusia o en Taiwán. España, Alemania, Japón o Turquía están también en esa lista de grandes afectados, y el ataque no respeta a nadie: lo demuestra su presencia incluso en hospitales, como ha ocurrido en el Reino Unido o en Italia.

 

Situación en Chile

Consultados por el diario La Tercera, desde Movistar Chile señalaron que no existe ningún reporte de ataque cibernético en nuestro país, sin embargo levantaron un protocolo de emergencia elevando sus niveles de seguridad.

“A media mañana del día de hoy se detectó un incidente de ciberseguridad que ha afectado nuestra red interna corporativa (España). De forma inmediata, se activó el protocolo de seguridad para este tipo de incidencias para volver a la normalidad lo antes posible”, señaló Movistar Chile.

Actualmente algunas sucursales presentan problemas de atención. Ante ello la firma invitó a sus clientes “a realizar su atención comercial a través de nuestro portal web www.movistar.cl y en nuestra App Mi Movistar. Esperamos volver a la normalidad lo antes posible”.

Casos de ransomware en Chile han aumentado un 131% respecto al 2016.

El pasado mes de Abril ESET presentó un nuevo estudio de seguridad digital llamado ESET Security Report 2017 en donde se detallan una serie de problemáticas relacionadas a esta área, especialmente en el campo de las empresas chilenas, arrojando cifras preocupantes para dicho sector.

El informe revela de manera completa las vulnerabilidades encontradas en distintos sistemas operativos, al igual que las distintas amenazas que hoy por hoy afectan a las entidades industriales de nuestro país. La mayor de ellas es sin duda el ransomware, o el secuestro de dispositivos, práctica que ha visto un aumento del 131% en 2016 según los datos recogidos por ESET, solamente en Chile.

Lamentablemente, la responsabilidad de estos ataques, si bien recae en los propios atacantes, también forma parte de los deberes que tienen las propias compañías para respaldar sus archivos digitales. De las marcas encuestadas, sólo un 20% utiliza el cifrado de datos como medida de protección, mientras que un 70% utiliza un backup. La cifra que preocupa es el 52% de firmas que cuenta con las medidas mínimas establecidas por las entidades de seguridad (backup, antivirus y firewall), algo que refuerza la idea de que es necesaria la adopción de estos instrumentos para proteger sus propios intereses, así como también de más instancias de educación para trabajadores y empleadores.

Fuente: Fayerwayer.com